Intensas y abundantes precipitaciones no le dan respiro a Corral de Bustos, Chañar Ladeado y Laborde. FOTOS

Las intensas, copiosas y fuertes precipitaciones que cayeron este martes 12 de enero en las localidades de Corral de Bustos, Chañar Ladeado y Laborde generaron anegamientos en varias calles de las respectivas localidades.

En Corral de Bustos Ifflinger llovieron 55 mm y las tradicionales esquinas y zonas bajas de la ciudad volvieron a colapsar pero el fenómeno se hace más intenso con cada lluvia que se acumula y aparecen anegamientos en zonas donde antes el agua no se acumulaba. La poca absorción del suelo y la gran cantidad de agua acumulada en la zona rural por donde debe desaguar naturalmente la ciudad parecen jugar una mala pasada.

La intensidad con la que cae la lluvia genera acumulación de agua que empieza a escurrir cuando deja de llover pero el vaciamiento definitivo lleva un par de horas. Mientras tantos los vecinos hacen notar su malestar por redes sociales y reclaman una situación similar a la que manifestaron vecinos de Chañar Ladeado: que los vehículos que transitan por esas zonas anegadas lo hagan despacio y con precaución para evitar que el oleaje haga ingresar agua a las viviendas.

La lluvia de este martes afortunadamente no ingresó a ningún domicilio, en la zona del barrio oeste las bombas funcionan correctamente y expulsan la masa hídrica hacia el “camino al Cementerio” que por estas horas se encuentra con agua.

 

Idéntica situación ocurrió en la localidad de Laborde, colegas de FM URBANA de Monte Maíz publicaron estas fotografías que muestran las calles céntricas de esa localidad completamente tapadas por el agua.

 

En Chañar Ladeado nuestros colegas de RADIO ON contaron en su facebook lo siguiente:

“LLOVIO FUERTE DURANTE UNA HORA Y MUCHAS CALLES SE INUNDARON

Ocurrió con la lluvia de esta mañana y hubo quejas de vecinos por la indiferencia de algunos conductores que pese a estar las cuadras inundadas pasaban a alta velocidad provocando la entrada de agua a las casas.

El hecho ocurre por una cuestión natural, la zona urbana está en una zona baja y cada vez que llueve mucho tarda en drenas pese a que los canales están trabajando en su máxima capacidad. La pendiente hacia las lagunas no es pronuncia por lo que el agua tarda unos minutos en irse.

Mientras, los vecinos hacen hincapié en la falta de solidaridad de algunos que, desconociendo la situación, circulan a alta velocidad con sus vehículos.