Denuncia por abuso. Todos los testimonios

El relato de Mauricio Ruybal de 39 años de edad volvió a reeditarse por estos días en el diario Puntal de la ciudad de Río Cuarto y replicado por el sitio web del canal de noticias TN y aunque el medio riocuartense lo presenta como “la primera vez que habla” eso no es así. Mauricio ya había contado su historia en un par de medios de nuestra región entre ellos en el sitio web MultimediosMaldoni y había utilizado su cuenta de facebook donde posteaba  día a día su relato, que a diferencia de ahora, lo hacía con nombre y apellido no solo de las personas que el denunciaba sino invadiendo la intimidad de decenas de particulares que eran ajenos a su situación particular, que no habían participado como testigos ni estaban relacionados a su caso de ninguna forma, o al menos nunca los presentó como tal, ni ante el obispado ni ante la justicia.

Esta historia tiene muchos protagonistas, acá están los relatos de todos o de al menos de todos los que hablaron hasta el momento.

EL TESTIMONIO DE MAURICIO

Mauricio este pasado domingo contó su historia para el diario Puntal y en lo que respecta concretamente a su denuncia de abuso manifiesta que:

“Ese día.. (un martes de mayo de 2012) , los fantasmas del primo que lo abusó de niño no lo dejaban en paz, no podía parar de llorar y en medio de la crisis, lo llamó el sacerdote (…). Entonces le relato lo del abuso del primo, y él me dijo que me haría una cura de sueño. Me dio algo de tomar, nunca supe qué, sólo sé que me despierto en la cama del sacerdote, casi a medianoche, voleado, con un sabor horrible en la boca y con el cuerpo todo pegajoso, me despierto en la cama de una plaza de él. No entiendo nada, tengo el cuerpo sucio, estoy desnudo y siento un olor nauseabundo. ¿Qué me pasa?, digo, y el cura me contesta: Quedate tranquilo, soy yo. Está acostado detrás mío, desnudo, su cuerpo contra mi cuerpo. Esa noche no estaban solos; el cura que entonces trabajaba en Arias se había quedado a dormir en otra habitación de la casa. Ruybal fue llevado semiconsciente al baño por el sacerdote que vivía con él. “Intenta meterme bajo la ducha, el agua está hirviendo y yo me agarro de la cortina y me caigo junto con el barral. Entonces él le pide ayuda al cura de Arias y lo llama por el nombre. “Ayudame que se me cae”. Llega en el acto, y cuando lo ve desnudo, a su amigo le lleva la mano a la ingle y le dice, “el tatuaje…el tatuaje”. Entonces le presto atención, era un tatuaje chico… dos o tres centímetros habrá tenido”, evoca Ruybal. Relata que le pusieron sal gruesa en la cabeza y lo llevaron a la habitación contigua a la del cura párroco. Allí volvió a dormirse. A la madrugada, aún obnubilado, intentó abrir la puerta de la habitación y estaba con llave. Regresó a la cama y horas después, cuando ya había recuperado el control sobre su cuerpo, la puerta estaba entornada y salió al patio”.

TESTIMONIO DEL VICARIO JUDICIAL DE LA DIÓCESIS DE CÓRDOBA

Allá por el 2013 cuando Mauricio relató por primera vez este testimonio se presentó ante el Obispado de Río Cuarto y realizó la denuncia pero se negó a firmar lo que el mismo había declarado según lo manifestado por el vicario judicial de la Diócesis de Córdoba, Dante Simón, quién entrevistado por el diario Puntal manifestó lo siguiente:

-Tenemos entendido que se ha confeccionado un acta de ese día.
-Sí.
-¿Qué decidió el Obispado?
-Le cuento. Siempre que el obispo tiene noticia de que se ha cometido algún delito, lo primero que tiene que hacer es investigar para ver si realmente pudo o no haber sucedido este hecho que se denuncia. Para que sea más fácil de entender, es lo que hace la fiscalía en el Estado, ¿no es cierto?. El fiscal investiga y de acuerdo al mérito que tenga la denuncia pasa o no al proceso judicial. Acá se hizo exactamente lo mismo.
-¿Qué es lo que se hizo?
-Se lo interrogó a él, se interrogó a otras personas. Él presentó la denuncia. Pero se hacía difícil relacionarse con él porque es una persona sumamente nerviosa. Se le hizo un interrogatorio largo, se labró un acta, se le leyó esa acta… ¡y todo lo que había dicho, luego no lo quiso firmar!
- Ruybal sostiene que no firmó porque no estaba con un abogado, ni esperaba estar frente a una comitiva.
-Pero no estábamos en una instancia judicial. Él declaró, se le tomó nota. No cuestionó lo escrito, pero tampoco lo firmó. De todos modos, esta causa también fue archivada en la Justicia penal del pueblo de donde era él (Corral de Bustos). Tanto en un fuero como en otro se hicieron pericias y no se llegó a demostrar la verosimilitud del hecho. ¿Qué quiero decir con que sea verosímil?: que pudo suceder. Entonces, ante la inconsistencia de la denuncia y que él ni siquiera quiso firmar lo que había dicho, la causa se archiva hasta que aparezcan nuevas pruebas.
Simón aseguró que Ruybal fue informado de esa situación y como no llevó nuevas pruebas, la causa no se modificó. Pero aclaró: “Si hay alguna novedad, se reabrirá de nuevo”. 
- En la Justicia la causa no avanzó, pero sigue abierta y Ruibal busca ser querellante.
-De todos modos, esto es algo viejo porque son varios años que han pasado. Lo que hizo el obispo (Eduardo Eliseo Martín) es lo que manda el derecho, inmediatamente ordenó una investigación y esa investigación no dio eso…
-Ruybal sostiene que pidió una audiencia personal con el obispo y se topó por sorpresa con un tribunal eclesiástico que, entre otros sacerdotes, estaba integrado por usted. 
-No, no es una instancia judicial. Es una instancia administrativa en la que se escucha a la persona bajo juramento de decir la verdad. Él jura y después no quiere firmar lo que dice, entonces no hay consistencia en la denuncia, ¿me explico? Yo puedo decirte que vos sos un delincuente y luego no lo firmo, ¿dónde va a valer eso?
-¿Con qué motivo alguien se expondría a hacer una falsa denuncia?
-No, no, no, no… Este hecho pudo haber sucedido… Por ejemplo, yo denuncio que fulano de tal me ha robado tal día y resulta que yo traigo un pasaje que demuestra que ese día estaba en Estados Unidos, entonces no es verosímil, ¿verdad? La causa está archivada porque lo que se ha presentado hasta este momento no tiene consistencia como para que prospere un proceso. ¿Quiere decir que finalmente no irá a un proceso? No, quiere decir que esto puede variar si hay algún elemento más contundente. No nos olvidemos del principio del derecho romano: todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario, si no sería terrible la vida.
-Retomando la falta de verosimilitud que usted mencionó, Ruybal vivía en la misma casa con el sacerdote, contigua a una parroquia, las fechas son coincidentes…
-¡Pero si no quiso firmar lo que dijo! Además, se hicieron pericias y esas pericias no le salieron favorables.
-¿A qué pericias se refiere?
-Y… yo me puedo ayudar con un perito. Puedo hacer inspecciones, puedo pedir un psicólogo…
-El sacerdote denunciado hoy cumple funciones en el Obispado de Río Cuarto. Es claro que, como dice usted, no se tomó ninguna medida sancionatoria.
-Le repito, el denunciante no se hizo cargo de lo que decía. Eso es grave. Si yo no me hago cargo de lo que digo, no puede prosperar la denuncia, ¿me explico? Eso es de sentido común.
-El denunciante también expuso que en la parroquia de Corral de Bustos desfilaban hombres que tenían relaciones con el cura de la parroquia San Roque. Si eso fuese cierto, ¿configura un delito?
-Todo delito tiene una sanción proporcional a la gravedad. Aunque sean mayores de edad es un delito, y si son menores el delito es aún más grave y se interviene de oficio. Hay que ver si fue consentido o no fue consentido. A los delitos hay que tipificarlos.

TESTIMONIO DEL OBISPADO DE RÍO CUARTO

Ante la trascendencia mediática que tomo el caso el Obispado Villa de la Concepción del Río Cuarto se manifestó a través de su cuenta oficial de facebook. El comunicado dice lo siguiente:

COMUNICADO DEL OBISPADO VILLA DE LA CONCEPCIÓN DEL RÍO CUARTO

A la comunidad diocesana, a todo ciudadano de buena voluntad:

En razón de las publicaciones del domingo 4 y lunes 5 de noviembre del corriente año en el diario Puntal de Río Cuarto referidas a las denuncias por parte de un joven de 39 años en contra de algunos sacerdotes de esta diócesis, quisiera aportar aquí algunos puntos a fin de arrojar luz, invitar a la reflexión sin dramatismos y, sobre todo, evitar daños personales, para salvaguardar la dignidad propia de cada persona.

Como obispo de la diócesis de Rio Cuarto estoy al tanto de estas denuncias que se produjeron en febrero de 2013.

Nos consta fehacientemente que, frente a las misma, el obispo de entonces, Mons. Eduardo Eliseo Martín, motorizó de inmediato los mecanismos de investigación canónica. Se entrevistó, junto con el Vicario Judicial de Córdoba y dos notarios a Mauricio Ruybal quien en se momento tenía 34 años.
Al final de la entrevista se le presentó el acta de lo conversado y el joven se negó a firmarla.
Parece que a nivel civil también se presentó la denuncia y fue desestimada…

Mantenemos nuestra incondicional disposición para colaborar con la Justicia en los tiempos y circunstancias que sea, priorizando el respeto por la privacidad de las personas y en pos de la verdad con la seguridad de que es ella la que nos hace libres.

Apelamos a que, quienes participamos en diversos grados y modos de este tipo de dolorosas circunstancias, no olvidemos nunca de actuar con la delicadeza y el respeto que toda persona exige por el sólo hecho de ser hijo de Dios.

Río Cuarto, 5 de noviembre de 2018.

TESTIMONIO DEL PADRE CRISTIAN FRELLI, ACTUAL CURA PÁRROCO DE CORRAL DE BUSTOS IFFLINGER

Quién también se expresó a través de las redes sociales y mensajería instantánea es el actual cura párroco de la localidad quien envió un mensaje de tranquilidad a los fieles de la ciudad.

6 de noviembre de 2018

Estimados Hermanos de la comunidad parroquial de Corral de Bustos Ifflinger.

El Sr Obispo Diocesano nos ha enviado un comunicado para que podamos discernir y poner luz, luego de conocer las noticias que reflejan algunos medios, sobre la denuncia de hechos, supuestamente ocurridos, en el año 2013.

Cómo ustedes saben, desde el año 2016, cuando fui nombrado párroco de esta comunidad, camino con ustedes y de manera particular lo hago en este tiempo de dolor.

Quiero invitarlos a que no prejuzguemos los hechos ni las personas de manera anticipada, sino que pidamos a Dios que la justicia aclare esta situación, para poder seguir ejerciendo con esperanza nuestra misión.

Implorando la protección de Nuestra Señora del Rosario, los saludo con especial afecto.

P. Cristian Frelli.

TESTIMONIO DEL SACERDOTE ACUSADO

Aunque nadie lo hizo público, el sacerdote acusado también envió un mensaje a través de mensajería instantánea a familiares, amigos y allegados, que no trascendió aún en los medios de comunicación pero al que tuvo acceso EL SOBERANO. En su mensaje el sacerdote manifestó:

Estimados, tristemente estoy siendo titular de Puntal. Hace años intenté ayudar, como a otros, a un muchacho de más de 30 años en Corral de Bustos. No pude hacerlo. Denunció en el obispado y fiscalía civil abuso; fuí investigado y la denuncia desestimada. Rezo con el Salmo de hoy. Paciencia y Misericordia.

TESTIMONIO DEL FISCAL ZUCHIATTI

La denuncia que hoy trasciende en los medios nacionales había tenido ya su investigación judicial porque Ruybal lo denunció en la Fiscalía de Corral de Bustos, después de haberlo hecho en el obispado. En 2013, la fiscalía estaba a cargo de un riocuartense: Gustavo Zuchiatti. En ese momento Zuchiatti manifestó:

“Había pasado un año, no encontramos nada, si hubiese sido inmediata la denuncia tal vez la cosa hubiera cambiado”.

Hoy el fiscal está jubilado y retirado de la función pública.